jueves, 24 de septiembre de 2009

Algun dia....

Hola ¿Que tal va todo?
Los viajes que hago con mi marido en el camión,me vienen bien en algunos sentidos.Por ejemplo,tengo mucho tiempo para pensar,y en algunas ocasiones,algo que veo o algo que escucho,me trae algún recuerdo.
Y no se, que es lo que me trajo este recuerdo exactamente,pero bueno,voy a compartirlo con vosotras.
En alguna ocasión,he comentado que no me gustaría pasar mi vida sin que nadie me llame mama.Pero la verdad es que hubo una ocasión...
Estaba yo, de compras un poco a lo mio (como siempre),y al entrar en una tienda me di cuenta, de que entre la clientela había una mujer,con una niña de unos dos añitos.Pues allí estaba yo,a lo mio como ya dije,cuando note que una manita me agarraba del pantalón.Baje la vista,y allí estaba la niñita sonriendome ,y me dice: ¡Mama!.
Os juro que pude notar como el corazón se me hacia pequeñito,pequeñito...hasta convertirse en una mota de polvo y desaparecer.
Sonriendo,le dije: No cariño,no soy mama.Justo en ese momento la encontró su madre,y mientras se alejaban, me miraba fijamente sonriendo.Supongo que su madre y yo,guardábamos cierto parecido.
Me pareció tan bonito,que alguien me llamara mama.
Aunque claro,era solo un error.
Ojala algún día...Seguro que algún día alguien me dirá ¡Mama! Y esta vez si seré yo.
Un saludo.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Caer y levantarse


Hola ¿Que tal va todo?

Yo, estos días estoy liada mirando viejas fotos.Estoy recopilando "momentos" para hacerme un álbum digital. ¡Las nuevas tecnologías me han alcanzado!

Y rebuscando,rebuscando he encontrado unas de la primera (y ultima) vez que fui a esquiar.Otra de las cosas que jamas seré,una experta esquiadora.

Fuimos, mi novio (ahora marido),y una pareja de amigos.Todos expertos esquiadores.Mi marido,salio del coche al llegar y volvió a la hora de irnos.Para una oportunidad que tenia de esquiar,no iba a quedarse conmigo a enseñarme,y por si acaso se me ocurría pedírselo,salio como alma que lleva el diablo.Muy considerado el.

En cambio, mi amigo si lo hizo.Se quedo conmigo todo el día,empeñado en que por lo menos aprendiera a quedarme de pie en los esquíes.Tengo que decir en mi defensa,que yo ni siquiera se patinar.Cuando era pequeña, recuerdo que mi hermana tenia patines,pero no me los dejaba nunca.Como mucho me dejaba uno,pero claro no es lo mismo.

Bueno,que me voy por las ramas.El caso es que el día de esquí,lo recuerdo como una sucesión de caídas y mas caídas...y la voz de fondo de mi amigo-¡¡¡HAZ CUÑAAAA!!!-Creo que todos y cada uno de los trabajadores de la estación de esquí me ayudaron en algun momento a levantarme.Al final yo toda digna les decía :No,no...tranquilo,si lo de levantarme del suelo ya casi lo tengo controlado.

Y me pegaba unos tortazos de impresión ¿eh?.Pero siempre me levantaba con una sonrisa.

Al final del día,mi amigo me dijo ,que le había sorprendido ver lo valiente que era.¿Yo? ¿Valiente?.Si -me dijo-te has caído mil veces ,y todas te has vuelto a levantar sin pensártelo para volverlo a intentar.Pensé que te echarías atrás,y no lo has echo.

Yo en ese momento no me vi así,pero hoy mirándolo en retrospectiva encuentro paralelismos.

Porque con los tratamientos me sentía así,como si me cayera y me volviera a levantar.Y como entonces,en algunas de las caídas me he hecho daño,claro que si,pero lo vuelvo a intentar.

Y no se si por eso soy valiente ,porque entonces no pensé ni por un momento echarme atrás.Y ahora tampoco.De momento estoy en espera,pero lo volveré a intentar aunque me caiga de nuevo.

Un saludo.